Punto verde: ¿qué es y cómo identificarlo?

En la actualidad, la tendencia hacia el consumo responsable y el reciclaje ha ido cada vez más en aumento y para muchas personas es importante adquirir productos de marcas que sean amigables con el medio ambiente. Es por esto que el día de hoy te hablaremos sobre la señalización de reciclaje más importante de todas: el punto verde.

punto verde en envases

Historia del punto verde

El punto verde es una señalización caracterizada por dos flechas entrelazadas entre sí de colores verde oscuro y verde claro, respectivamente. Es el indicador que determina el destino de los recipientes, productos y envases que regularmente adquirimos al momento de hacer nuestras compras.

Logo punto verde

Esto significa que todo aquel recipiente que posea de fábrica el punto verde será reciclado para volverse a aprovechar. El reciclaje de estos envases ocurre porque las empresas fabricantes se encuentran asociadas al Sistema Integrado de Gestión de Residuos conocido como SIG.

Su origen se remonta aproximadamente hacia el año 1991, cuando fue creado a manos de una empresa alemana conocida como Duales System Deutschland AG. Tres años después, fue adoptado por la Unión Europea como símbolo oficial para respaldar a la Directiva Europea de Envases y Residuos de Envases.

productos con señal de punto verde

¿Qué condiciones se deben seguir?

Para constatar la validez del punto verde se deben cumplir con una serie de condiciones establecidas por la Unión Europea. En términos generales, el logo del punto verde no debe ser modificado ni para añadirle elementos ni para cambiarle proporciones y debe imprimirse completamente en cada uno de los recipientes.

¿En qué consiste la normativa 94/62/CE de la Directiva Europea?

La normativa 94/62/CE de la Directiva Europea se encarga de regular todo lo inherente al reciclaje de los productos que cuentan con el punto verde, asegurándose de que se cumplan todas las condiciones.

Los recipientes que pueden poseer el punto verde son de múltiples materiales pero los más conocidos son el vidrio, el plástico, el metal, el cartón, el papel y los envases briks. Por lo general, existen empresas a nivel nacional que se encargan de supervisar la normativa europea.

¿Cómo asegurar el cumplimiento del punto verde?

El único requisito que debes cumplir como consumidor de cualquier producto que cuente con el punto verde es depositarlo en el contenedor de reciclaje concerniente al material con el que está fabricado.

De esta manera, podrás asegurar la cadena de reciclaje y garantizar que los recipientes lleguen a las empresas encargadas de reciclarlos para darles una nueva finalidad.

Deja un comentario